Gestionar las relaciones de una empresa con sus clientes, usuarios o público objetivo en Internet, y a través de las redes sociales. Velar por la imagen de marca de la compañía en la Red y crear una comunidad de usuarios en torno a la misma.