Usa la estrategia de precios psicológicos para tu eCommerce

Home/Blog/Cosas interesantes/Usa la estrategia de precios psicológicos para tu eCommerce

Usa la estrategia de precios psicológicos para tu eCommerce

¿Has oído hablar de la famosa estrategia de precios psicológicos para conseguir aumentar las ventas en tu eCommerce?

Precios psicológicos

 

En el mundo de la venta online, se debe recordar que los seres humanos tenemos una inclinación innata a reaccionar ante ciertos tipos de cifras: esto es lo que llamamos precios psicológicos.

Esta técnica de descuentos en empresas del sector eCommerce ha demostrado aumentar el número de artículos comprados por los clientes así como el importe total.

Por ello, hoy os vamos a dar diferentes sugerencias sobre cómo establecer estos precios psicológicos en los descuentos en tus productos, para alentar a tus clientes a gastar más.

¿En qué se basan los precios psicológicos?

Los precios psicológicos, como su nombre bien indica, son aquellos que contienen un factor psicológico que condiciona favorablemente la compra por parte del usuario.

Por ejemplo, la palabra “gratis” llama la atención a todos aquellos usuarios que visiten tu web. Ese concepto estimula a tus clientes, incluso a aquellos que no tenían planeado gastar nada desde el principio dentro de tu eCommerce.

De esta manera, ofreciendo un artículo gratuito por la compra de otro, conseguirás captar la atención de los clientes.

Incluso sabiendo que nadie regala nada, el concepto de “compra uno y llévate otro gratis” realmente afecta a la intención de compra de un cliente.

Otra táctica que funciona muy bien, es la de ofrecer un envío “gratuito”. La mentalidad de “el precio que ves es el precio que pagas” influye de verdad a los compradores online.

Saber que no tendrás que pagar cantidades adicionales durante el proceso de pago, motiva al cliente a continuar con su compra.

¿Qué tipos de precios psicológicos existen?

Dentro de este tipo de técnicas de ventas, podemos distinguir varias vertientes que las marcas utilizan desde hace mucho. Algunas de ellas son:

1) Incrementar el valor de tus productos.  

Este es un concepto totalmente diferente al de “todo gratis” que hablábamos antes. En esta variante, el precio de los productos de un eCommerce (o también puede darse en los negocios físicos) se elevan por encima de la media o de otros productos aparentemente similares. Este aumento de precio suele llamar la atención del usuario.

Esto implica que ellos se sientan atraídos por conocer si ese producto es, en principio, similar a los de la competencia o no y el motivo por el que tiene un coste tan elevado.

El elevar la percepción de calidad, hace que psicológicamente, este producto tenga una posición superior en nuestra mente. Y aunque el usuario ve que el precio es mayor, apreciará mucho más su valor de mercado, haciendo que involuntariamente lo queramos comprar.

Esta técnica es llevada a cabo por marcas de lujo, las cuales establecen unas cuantía “sólo para ciertos bolsillos”.

De esta forma, se incrementa la reputación del producto, aplicando la famosa práctica de la psicología inversa, conocida por muchos.

2) Precio impar

Éste método lo vemos a diario en muchos comercios hoy en día. Ya que hace que los precios seas mucho más atractivos para los clientes.

Es bien sencillo, si por ejemplo un usuario ve un producto a 9,99€, le resultará más llamativo que verlo por 10€.

De esta forma, muchos de ellos, al compartir esa información, podrán decir que les ha costado “9 euros y algo”, haciendo que en el “boca a boca” se reduzca su valor monetario.

3) Cambio de dígitos.

Para que el usuario vea que un producto está ofertado, el cambio de digito es una estrategia psicológica que funciona muy bien. De esta manera tan evidente, el cliente puede ver el producto más económico u ofertado.

Al igual que el ejemplo anteriormente comentado, ver un producto a 9,95€ no produce la misma sensación que a 10€.

El efecto que produce ver un dígito más, hace al usuario pensárselo 2 veces a la hora de comprar en nuestro eCommerce. Repasa algunos catálogos de grandes marcas y verás a que nos referimos!

 4) Precio estándar.

Hay algunos productos que tienen un valor estándar establecido donde no les podemos tocar su precio. Si lo hiciéramos, el usuario tendría una percepción negativa y podría sospechar de la calidad de dicho producto.

Conclusión: 

Ya hemos visto en que consisten los precios psicológicos. Estás poniendo esta estrategia en práctica en tu página web?

Cuéntanos cómo te va aquí.

Imagen: Freepik

About the Author:

Leave A Comment